actu du treg

el equipo

LA HISTORIA DEL PROYECTO

La voluntad de crear esta prueba tiene su origen en diversos factores que coincidieron en Marsella una mañana a primera hora (y con buen humor), mientras esperábamos el despegue de un Boeing 737 en dirección a Faya-Largeau, en el Chad.
En primer lugar, como trotamundos de maratones de asfalto desde hace 20 años, le he cogido el gusto, como muchos, a las carreras en entornos naturales. Las ganas permanentes de desafíos me han hecho tantear sucesivamente diversas perlas de ultratrails como el UTMB (3 veces) el Grand Raid des Pyrenees (2 veces), pasando por la preparación necesaria en carreras como Templiers, 6000D, TGV o el GR73!
Pero ha habido una que a menudo me ha hecho soñar pero en la que no he podido participar: el Lybian Challenge. Mi pasión por África nunca se ha podido combinar con la de los trails. Puede que fuese porque no me atraían las múltiples carreras por etapas que allí abundan.
Paralelamente a estos hobbies deportivos, he tenido la ocasión de realizar diversos viajes turísticos en varias zonas del Sahara como Mauritania o Mali, donde el calor de la acogida (y del clima) y la belleza de los paisajes me fascinaron. En estos viajes tuvieron lugar los primeros encuentros con Point-Afrique, cuyo objetivo es acabar con la marginación de ciertas regiones mediante el acceso a un turismo solidario y responsable, favorable al desarrollo local.


En 2012, en vistas de las dificultades encontradas en los países mencionados, Maurice Freund, buen conocedor del África sahariana y fundador de Point Afrique, puso toda su energía en la apertura de una línea aérea hacia la región norte del Chad, que no había sufrido ningún conflicto desde hacía varios años. De esta forma, animado por las ganas de conocer una región que muy pocos turistas habían visitado y de aportar una pequeña contribución a este proyecto un poco loco (así se ha tratado en un reportaje a "Envoyé Spécial" en France Télévisions que está aquí) surgido únicamente a partir de una página de Facebook.
Cautivado por este entorno, enseguida tuve la idea de llevar a cabo una carrera y hablé con ello inmediatamente a Maurice Freund en el calor de una casa en el Festival de Culturas Nómadas. "¿Por qué no?" me dijo él entusiasta, aun insistiendo en el carácter incierto de la reconducción de sus vuelos en 2013.
Finalmente, una segunda temporada vio la luz, entre enero y marzo de 2013, con más de 900 viajeros que vinieron a descubrir a su vez el Ennedi. Yo partí con un pequeño equipo de AFRICA RUN (una asociación creada hace 7 años para recuperar las zapatillas de running usadas para darles una segunda vida entre las poblaciones desfavorecidas del Africa Occidental) para transportar 1000 pares de zapatillas entre otras cosas.


Varios vuelos fueron necesarios para transportar este material y fue en ocasión de un café bien merecido tomado al alba mientras esperábamos la salida del avión, que Kevin de Point-Afrique , me preguntó: "Entonces, cómo está tu proyecto de la carrera? ¡orque a nosotros ya sabes que nos interesa mucho!"
No hacía falta nada más para que la idea que dormitaba en mi interior se despertase. ¡No me gusta dejar escapar las ideas que me motivan!
De vuelta a Paris, les propuse la idea a Hervé et Laurent, especialistas en la organización de trails quien, ocupados en el desarrollo de su sociedad, dudaron varios días pero finalmente se unieron a la aventura. El núcleo duro estaba allí, rápidamente completado por Isabelle, , el ángel de los trailers del desierto quien desde hace varios años vela por su salud durante numerosas carreras por el desierto.
Un nombre, un logo, una imagen gráfica se crearon acto seguido gracias al dío de la agencia Twinkle Twinkle, Arnaud y Guillaume. Sólo quedaba que Fred, de la agencia EPIC lo hiciese saber al mayor número de personas para engrandecer la primera edición de Le TREG® .


La edición 1 tuvo lugar en febrero de 2014 y fue un éxito en todos los sentidos. Aquí podéis ver el resumen de 13' elaborado por Sport+ aquí.

 

¡Esperamos que os unáis a la aventura de Le TREG® !

 

Jean-Philippe ALLAIRE